Cinco mitos acerca de las enfermedades cardiovasculares

Las enfermedades cardiovasculares son un conjunto de padecimientos que afectan el correcto funcionamiento de los vasos sanguíneos y el corazón, provocando obstrucciones que pueden llegar a derivar en infartos u otro tipo de cardiopatías como la arteriosclerosis.

Según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en el 2017 nuestro país registró más de 140 mil muertes relacionadas a padecimientos cardiovasculares, lo que representó un incremento del 17% respecto al año 2016.

Aunque los síntomas varían en cada paciente, actualmente existen muchas creencias generalizadas que pueden llegar a dificultar un correcto y oportuno diagnóstico. Por ello, el Dr. Óscar Martínez, Director de Operaciones de Grupo SOHIN, empresa que brinda acompañamiento integral a pacientes con enfermedades crónicodegenerativas, aclara cinco de los mitos más comunes en relación a estos padecimientos:

  • “El dolor de pecho es la única señal de infarto”

Falso

Es cierto que el dolor en el pecho es el principal indicativo de un infarto. Sin embargo, no es la única señal de alerta. Si detectas dificultad para respirar, mareos constantes, adormecimiento en brazos (sobre todo en el izquierdo) o malestar general, es momento de asistir con tu cardiólogo para recibir el diagnóstico adecuado.

  • Tengo buena salud cardiovascular porque me ejercito mucho”

Falso

Por desgracia, no basta con ejercitarte para mantener una buena salud. Si tienes malos hábitos alimenticios tus niveles de colesterol pueden ser elevados, lo que podría aumentar la probabilidad de sufrir un infarto cardiaco.

  • “Comer en la calle no afecta mi salud cardiovascular”

Falso

Cuando decides hacerlo fuera de casa es más probable que consumas productos ricos en grasas y azúcares, los cuales  pueden contribuir a desarrollar enfermedades como la aterosclerosis.

  • “Las personas jóvenes no tienen que cuidar su presión arterial”

Falso

Aunque la hipertensión se asocia con las personas mayores, no necesariamente es un padecimiento exclusivo de ellos. Por esta razón es importante consultar regularmente a tu médico y conocer tus niveles de presión, recuerda que algunos síntomas no son visibles.

  • “Fumar sólo afecta los pulmones”

Falso

Esto es completamente falso. El cigarro, además de afectar a los pulmones, también aumenta el riesgo de padecer una enfermedad cardíaca.

Compartir Artículo:

Deja un comentario