Broadline®: Gatos sin parásitos, dueños felices, familias protegidas

De acuerdo con Felipe Bedoya, Médico Veterinario y Gerente Técnico de Boehringer  Ingelheim Animal Health México, más del 50% de los gatos domésticos tienen parásitos2, sumado a que muchos propietarios les permiten salir a las calles y volver a casa, lo cual, además de ser una mala práctica que pone en riesgo la integridad física del animal, también los hace más susceptibles a contraer pulgas, piojos y garrapatas.  

Por ello, la desparasitación periódica es fundamental, pues en caso de no recibir un tratamiento adecuado ni frecuente, los animales pueden alojar enemigos silenciosos que, además de afectar negativamente su salud, son capaces de transmitirse y enfermar a todos los miembros de la familia con los que convive, condición conocida como ‘zoonosis’. 

Un punto importante a considerar en el caso de los gatos es que, debido a que son una especie completamente distinta a los perros, con comportamientos y fisiología diferentes, el simple hecho de llevarlos al médico veterinario suele ser muy complicado y hasta estresante para algunos propietarios.  

“Por naturaleza, los felinos son animales difíciles de manipular y sacar de su zona de confort, de modo que un gato nervioso, suele ser un problema que tienen en común propietarios de todo el mundo. Por ello, el estrés es un componente importante a evitar y utilizar productos antiparasitarios no invasivos ayuda a disminuirlo”, mencionó el médico veterinario Felipe Bedoya.  

Conscientes de esta situación y de la importancia de cuidar la salud integral de estos felinos y sus dueños, Boehringer Ingelheim Animal Health desarrolló Broadline®, un  endectoparasiticida que, en una sola aplicación, controla y previene parásitos externos e internos en el animal.   

Este medicamento está constituido por una combinación de cuatro principios activos que protegen al gato durante cinco semanas: dos ectoparasiticidas que eliminan los parásitos externos de la piel y el pelo como pulgas, garrapatas, mosquitos, huevos y larvas, así como dos endoparasiticidas que acaban con los gusanos y lombrices que se alojan en intestinos, corazón y pulmones, entre ella las tenías, áscaris y Dirofilariosis felina (gusano del corazón causado por un parásito denominado Dirofilaria immitis). 

Además de su seguridad y eficacia comprobadas, comentó que Broadline®, al ser una solución líquida de aplicación tópica mediante pipetas (Spot-On); es decir, sobre cuello y lomo del gato, confiere al dueño una gran precisión de dosificación y comodidad evitando el estrés que otros productos le causan a la mascota al ser inyectados o administrados por vía oral. 

“Aunque los síntomas de la parasitosis dependen del agente adquirido, la presencia de vómito, diarrea, apatía, pérdida de peso, apetito e, incluso, del brillo en el pelajei, pueden ser un indicio de que algo no anda bien y es momento de acudir a un veterinario inmediatamente. Por ello, es de vital importancia hacer visitas al médico veterinario y desparasitarlos periódicamente desde las 7 semanas de vida, aun cuando sea completamente hogareño”, sostuvo el especialista. 

“Estamos contentos y muy confiados de la solución que traemos al mercado mexicano con Broadline®, pues brindamos seguridad, amplio espectro y beneficios para el manejo del felino que garantiza también bienestar para el propietario. Sin duda la mejor herramienta para la salud es la prevención, porque cuando los animales están sanos, los seres humanos también lo están”, concluyó Sandra Cortés, Directora del segmento de Animales de Compañía de Boehringer-Ingelheim Animal Health México. 

Referencias 

  1. Sistema de Información Legislativa de la Secretaría de Gobernación “Situación actual de las mascotas en México”. Disponible en http://sil.gobernacion.gob.mx/Archivos/Documentos/2018/11/asun_3783191_20181127_1543346715.pdf 
  2. Beugnet F et al. Parasites of domestic owned cats in Europe: co-infestations and risk factors. Parasites & Vectors 2014, 7:291. 

Compartir Artículo:

Deja un comentario