Más de 30,000 personas en México ya renunciaron al cigarro; ésta es la obra de arte que lo celebra

  • Actualmente existen alternativas de consumo de tabaco sin humo

  • 15 millones de fumadores en México esperan tener acceso a mejores alternativas de consumo de tabaco

El fotógrafo Alfredo Blásquez y Philip Morris México (PMM) inauguraron una instalación artística al aire libre entre Plaza Carso y el Museo Soumaya. La obra está compuesta por más de 10,000 encendedores reciclados y celebra a las personas que renunciaron al cigarro y eligieron alternativas de consumo de tabaco sin fuego y sin humo.

Actualmente, más de 30,000 mexicanos han optado por abandonar el cigarro tradicional y modificar su hábito con mejores alternativas. Una de estas opciones es IQOS, dispositivo electrónico que calienta tabaco en lugar de quemarlo y que, a diferencia de los vapeadores, usa tabaco real para una experiencia similar al cigarro, pero con una exposición mucho menor a los tóxicos del humo.

“La meta de Philip Morris México es conseguir un futuro sin humo y reducir la cantidad de fumadores de cigarro tradicional, esta es la inspiración detrás de la obra. La instalación busca sensibilizar a la población sobre nuestro estilo de vida, ya que una vez que una persona deja atrás este hábito también deja de usar encendedores y por ende se reduce el desecho de plástico en la naturaleza”, afirmó Alfredo Blásquez.

Sin duda la mejor opción para los 15 millones de fumadores en México siempre será dejar el hábito por completo. IQOS es una opción para los fumadores adultos que desean continuar consumiendo tabaco, pero sin la exposición al humo. Si bien es cierto que no es un producto libre de riesgo, su uso implica una enorme diferencia respecto a seguir fumando cigarros tradicionales: al eliminar la combustión se reduce significativamente la exposición a los tóxicos presentes en el humo del cigarro.

“Cada fumador tiene en sus manos la oportunidad de elegir un cambio y dejar para siempre este hábito”, agregó el fotógrafo mexicano durante la inauguración.

La recolección de encendedores fue posible gracias a la Fundación para la Asistencia Educativa (FAE), que apoya a niños en extrema pobreza y de la cual Blásquez forma parte. Padres de familia de los infantes beneficiados colaboraron con la recolección de las más de 10,000 piezas, que constituyen la obra, mismas que fueron desmanteladas y separadas de sus materiales no reciclables.

La instalación estará ubicada en las afueras del Museo Soumaya y Plaza Carso (CDMX) a partir del 8 de febrero. Dada la contingencia y la importancia de quedarnos en casa para cuidarnos todos, te invitamos a visitarla en la galería digital de IQOS México.

www.pmi.com

Compartir Artículo:

Deja un comentario