Yona, el producto para reinventar el examen pélvico tras 200 años sin innovación

  • Un equipo de diseñadoras de frog, creó en 2017 Yona, un dispositivo y sistema que busca hacer de los exámenes pélvicos una experiencia de cuidado de la salud mucho más humana, incluyente y menos incómoda

Las pacientes que se han sometido a un examen pélvico en su visita al ginecólogo saben que la experiencia es incómoda. Implica desvestirse por completo y sentirse vulnerable, pero la peor parte es sentir el frío metal del espéculo, o “pato” como se conoce comúnmente, que se introduce por la vagina para hacer el examen. A pesar de ser un proceso necesario para garantizar la salud sexual y llegar a diagnósticos importantes, a menudo genera estrés, una sensación que incluso puede hacer que se postergue por años la visita al ginecólogo.

Por ello, un equipo de diseñadoras de frog1 —firma líder en diseño, innovación y estrategia—, decidió responder a la pregunta: ¿Cómo puede mejorar la experiencia de hacerse un examen pélvico? Para iniciar una conversación alrededor de esta interrogante, el equipo se dio a la tarea de investigar y evaluar diferentes momentos alrededor de la experiencia, y también rediseñó el espéculo, un instrumento que ha permanecido sin cambios ¡por más de 200 años! 

El resultado es Yona, una experiencia de cuidado de la salud mucho más humana e incluyente. Así, al entender los momentos que provocan estrés, ansiedad e incomodidad en la visita al ginecólogo, el equipo de Yona logró crear un proyecto que aplica el enfoque de frog sobre diseñar, a partir de poner a las pacientes en el centro.

Bajo este enfoque, el equipo liderado por las diseñadoras Hailey Stewart, Rachel Hobart, Sahana Kumar y la ingeniera mecánica, Fran Wang, creó una nueva versión del “pato” que es mucho más amigable ya que la apertura es menos amplia pero sigue siendo funcional; también está recubierto de silicona quirúrgica para que no sea tan frío y permite al doctor o doctora manipularlo con una sola mano. Incluso el color está pensado para que deje de lucir como un aparato mecánico intimidante.

Para reducir el estrés que surge en momentos previos al examen, las diseñadoras  crearon un acompañamiento digital mediante una app, la cual permite que la pacientes haga preguntas y se informe con mayor detalle sobre el examen antes de realizarlo; además, incluye una guía de meditación para ayudar a que se someta al examen en un mejor estado mental.

El proyecto ha atraído interés de diversos medios de comunicación, como Fast Company, The Atlantic, Wired y Malvestida, entre otros. En 2019 fue develado el prototipo del espéculo de Yona en el evento Design Miami. Por el momento, Yona sigue siendo un proyecto en desarrollo y abierto a colaboraciones para llevar estas mejoras a todos los consultorios ginecológicos posibles.

Referencia

  1. La firma escribe su nombre con letras minúsculas (frog). Las  minúsculas son un guiño a la noción de la Bauhaus de un lenguaje no jerárquico, reforzando el espíritu de colaboración horizontal tanto dentro de los equipos de diseño como en las relaciones con los clientes.
www.frogdesign.com
frogdesigninc
frogdesign
frog_design

Compartir Artículo:

Deja un comentario