Fitbit te comparte cómo cuidar de tu corazón a cualquier edad

Mientras que la mayoría de las personas no piensan mucho sobre el estado en el que se encuentra su corazón hasta que llegan a la mediana edad, comenzar con hábitos saludables desde antes, es una idea muy inteligente. “Nunca es muy tarde para cambiar tu estilo de vida o verificar la salud de tu corazón. Entre más pronto comiences a tomar decisiones más saludables, más beneficios tendrás”, comenta Donald Lloyd-Jones, MD, cabeza del departamento de Medicina Preventiva en la Universidad Northwestern y presidente electo de la Asociación Americana del Corazón. “El mayor tiempo que pases con la presión arterial alta o el colesterol alto, mayor daño estás causando a tu sistema cardiovascular y una vez que este daño está hecho, es difícil, sino que imposible, regresar el caballo al establo”.

Entonces, ¿qué deberías estar haciendo dentro de cada década para asegurar que el corazón se conserve lo más saludable posible? Empieza aquí:

En tus 20’s

Mientras creces, no es buena idea que te comprometas con vicios que se puedan quedar contigo a lo largo de tu vida.

No comiences a fumar o vapear. Fumar causa una de cada cuatro muertes por enfermedades cardiovasculares, entonces ahora es tiempo de deshacerte de esa famosa frase “solo fumo cuando estoy con mis amigos”. Y no pienses que vapear es mejor o más sano. “La nicotina es realmente mala para tus pulmones, cerebro y corazón”, menciona Lloyd-Jones. “También puede conducir a un inicio temprano de hipertensión”.

Cuida tu consumo de alcohol. No necesitas eliminar por completo las bebidas alcohólicas de tu vida (de hecho, consumirlo de manera moderada es bueno para tu corazón). Pero beber en exceso no tiene beneficios sino todo lo contrario. “El alcohol es divertido y una parte de la vida social, pero si consumes demasiado, puede tener un impacto tóxico en tu hígado, así como en el corazón”, añade Lloyd-Jones. “Esto también puede generar una hipertensión temprana”.

En tus 30’s

Piensa esta época como la década para establecer una gran relación con tu médico de confianza (¡y el gimnasio!)

Obtén tus estadísticas iniciales. Es tiempo de conocer tus niveles exactos de colesterol, azúcar en la sangre y presión arterial. “Los problemas cardiovasculares pueden ser silenciosos, entonces es mejor asegurarte que no comiencen a elevarse”, explica Lloyd-Jones. “Identificar estos males de manera temprana, significa que aún estás a tiempo para atenderlos antes de necesitar medicamento”. De acuerdo con la Guía Americana de Dietas 2020-25, el colesterol LDL alto (o lipoproteínas de baja densidad, a veces denominadas “malas”) y colesterol total alto, son un “mayor factor de riesgo para enfermedades del corazón y paros cardiacos”.

Mantén tu masa muscular. “Al cumplir los 30, comienzas a perder masa muscular y densidad ósea, lo que puede generar mayores consecuencias con la edad e impactar en la salud del corazón”, indica Lloyd-Jones. Mantén tu fuerza al conservar una vida activa durante esta década. Claro, puede que tengas una profesión que te mantenga muy ocupado y una vida en casa frenética, pero no necesitas pasar una hora completa ejercitándote. Prueba con entrenamientos de 20 minutos que puedes encontrar en tu app de Fitbit y si cuentas con Fitbit Premium podrás llevar un mejor registro de tus rutinas y encontrar una mayor diversidad de ejercicios.

En tus 40’s

¿La vida se interpuso? Es tiempo de que te comprometas a cuidar tu corazón.

Regresa a los ejercicios cardiovasculares. Si no puedes recordar la última vez que hiciste una actividad aeróbica, entonces querrás cambiar eso. Sudar un buen rato fortalece tu corazón y mejora la circulación de la sangre, lo que genera un menor riesgo para contraer una enfermedad del corazón o alguna otra relacionada. Dicho esto, sé cuidadoso. “Debes entender que no eres tan resistente como cuando eras joven, eres más propenso a una lesión, señala Lloyd-Jones. Su consejo: Rota entre diferentes tipos de actividades para que no sobrecargues ningún grupo muscular”. En tu app Fitbit también puedes encontrar un amplio repertorio de rutinas.

Conoce tu nivel de riesgo. “En tus 40’s, quieres comenzar a pensar en la salud de tu corazón de manera holística- entonces te mides los niveles de colesterol y presión arterial, pero pensemos en otros aspectos de tu salud y estilo de vida”, comenta Lloyd-Jones. Para hacer esto, puedes llenar algo llamado calculadora de riesgo “ASCVD” (puedes encontrarla en la página de la Asociación Americana del Corazón). Completa los datos como edad, sexo, raza, presión arterial, si fumas y verifica la probabilidad que tienes de ser víctima de un ataque o paro cardiaco en los próximos 10 años. Si el riesgo es alto, puedes hablar con tu doctor sobre formas de reducirlo.

En tus 50’s, 60’s y más

Celebra tu cumpleaños 50 observando de cerca tus hábitos.

Limita tu consumo de sodio. “Todos nos volvemos más sensibles al sodio mientras crecemos, entonces es muy importante limitar su consumo en tu dieta diaria”, indica Lloyd-Jones. “Y principalmente, proviene de comidas procesadas y de restaurantes, no del salero”. Es por eso que Lloyd-Jones recomienda cocinar tus propios alimentos y hacer lo posible por reducir el consumo de sodio.

Muévete, muévete, muévete. “Conserva tu fuerza y resistencia tanto como sea posible- ayudarás a tu corazón y además tendrás un mejor equilibrio para prevenir caídas”, añade Lloyd-Jones. “Cuando usas tus músculos, procesas el azúcar en la sangre y los triglicéridos más rápido y tendrás un metabolismo más sano, es por eso, que el movimiento es la clave”. Este puede ser el momento perfecto para comenzar a usar el recordatorio de movimiento de tu dispositivo fitbit- ya que te motiva a levantarte y moverte más durante el día.

Gracias a la innovación de sensores inteligentes, factores de forma modernos, hábil tecnología, e interacciones intuitivas, la familia fitbit se convierte en la opción ideal para que conozcas cómo funciona tu corazón, ya que todos los dispositivos tienen integrada la tecnología PurePulse®, diseñada para medir el ritmo cardiaco de forma automática y constante sin necesidad de algún otro equipo médico.

Estos datos, podrás encontrarlos en la aplicación de Fitbit con Fitbit Premium y obtener gráficas que te permitan conocer tu ritmo cardiaco durante los momentos activos y en reposo, además de que podrás descubrir algunas sugerencias para saber cómo mejorar tu salud cuidando de tu corazón.

https://www.fitbit.com
FitbitLATAM
@fitbit
fitbit
FitbitOfficialSite

Compartir Artículo:

Deja un comentario