Hablemos de la importancia de tener una vida sexual plena y saludable

Tener una vida sexual plena y activa lleva a ser más feliz gracias a una larga lista de consecuencias fisiológicas y psíquicas. Así el sexo aumenta los niveles de testosterona, potenciando la masa muscular, la energía y mejora la respuesta cognitiva. Además de que su práctica puede reducir el estrés, dolor, facilitar el sueño, combate la depresión, fortalece los vasos sanguíneos y estimula el sistema inmune. Sin embargo, puede haber situaciones en las que el hombre no pueda disfrutar del sexo. ¡Veamos un ejemplo!