Yona, el producto para reinventar el examen pélvico tras 200 años sin innovación

Las pacientes que se han sometido a un examen pélvico en su visita al ginecólogo saben que la experiencia es incómoda. Implica desvestirse por completo y sentirse vulnerable, pero la peor parte es sentir el frío metal del espéculo, o “pato” como se conoce comúnmente, que se introduce por la vagina para hacer el examen…