Baxter introduce al mercado mexicano una solución de nutrición parenteral lista para usar, especialmente diseñada para pacientes prematuros, neonatos y pediátricos

  • En México, cada año nacen 200 mil bebés prematuros 1. La prematurez es la principal causa de muerte y de discapacidades en los menores de cinco años 2
  • Las bolsas de nutrición parenteral (NP) listas para usar de Baxter son las primeras y únicas soluciones de su tipo en México

  • Estudios basados en la experiencia de especialistas médicos de diferentes países de Europa, han demostrado que las soluciones de NP listas para usar de Baxter son una opción segura, completa y oportuna que contribuye a evitar las complicaciones que los prematuros pueden presentar a corto y largo plazo

  • En comparación con la NP individualizada —misma que, antes del lanzamiento de Baxter, era la única alternativa disponible para este grupo de pacientes en México—, esta innovación genera menores costos y reduce potenciales errores de medicación 3 y riesgos de infección 4

Baxter, líder global en cuidado de la salud, presenta las primeras bolsas de NP listas para usar de México, que han sido diseñadas específicamente para pacientes prematuros, neonatos y pediátricos. En comparación con la NP individualizada —misma que, antes del lanzamiento de Baxter, era la única opción disponible en el país para esta población—, esta innovación genera menores costos y reduce potenciales errores de medicación3 y riesgos de infección4.

Estudios basados en la experiencia de especialistas médicos de diferentes países de Europa, como Bélgica, España, Suecia y Alemania, han demostrado que las soluciones de NP listas para usar de Baxter aportan beneficios clave para el correcto crecimiento y desarrollo de los niños prematuros; es decir, aquéllos que nacen antes de las 37 semanas de gestación.

De acuerdo con datos del Instituto Nacional de Pediatría, en México, cada año nacen 200 mil bebés prematuros1. Debido a que estos pacientes no alcanzan una completa madurez en órganos como los pulmones, el cerebro, los intestinos y el corazón durante su gestación, y tienen escasas reservas de nutrientes al nacer, si no reciben los cuidados especiales que necesitan desde su primera hora de vida  —incluyendo una nutrición completa, segura y oportuna—, pueden presentar complicaciones durante su infancia; entre ellas, dificultades respiratorias, así como en el desarrollo de su cerebro y visión.5 Al respecto, la Organización Mundial de la Salud indica que la prematurez es la principal causa de muerte y de discapacidades en menores de cinco años2.

Las acciones que especialistas —como los pediatras, neonatólogos y nutriólogos pediátricos— realizan durante la primera hora de vida de un pequeño (en la llamada hora de oro) también pueden ser determinantes en su edad adulta. En este sentido, si un prematuro no recibe un soporte nutricional de forma temprana, puede tener efectos a largo plazo en su neurodesarrollo, lo cual incrementa el riesgo de que manifieste parálisis cerebral o alteraciones cognitivas en su adultez3.

Como parte del proceso de elaboración de las NP individualizadas, el personal médico debe preparar cada fórmula en un centro de mezclas especializado. Uno de los principales retos de esta modalidad es que no todos los hospitales cuentan con dichas instalaciones, por lo que tienen que solicitar las soluciones de manera externa, y éstas pueden demorar varias horas –incluso, días— en llegar.

Por otra parte, las soluciones de NP listas para usar de Baxter son fabricadas industrialmente. De esta manera, se reduce el riesgo de infecciones y errores de medicación asociados con las mezclas individualizadas6,3. Un estudio observacional realizado en cinco hospitales mostró que los errores de preparación en las soluciones individualizadas ascienden al 37%; mientras, que los de las soluciones listas para usar son del 0.3%7.

Además, están formuladas con base en los lineamientos de 2018 de la Sociedad Europea de Gastroenterología, Hepatología y Nutrición Pediátrica y de la Sociedad Europea de Nutrición Enteral y Parenteral (ESPGHAN y ESPEN, por sus siglas en inglés, respectivamente), de modo que se pueda ofrecer una nutrición oportuna, efectiva y flexible para la mayoría de los pacientes prematuros8,9,10,11,12,13.

Gracias a su presentación de bolsa tricámara, esta nutrición es flexible, pues se le pueden activar los compartimentos que se necesiten y añadirle otros ingredientes, de acuerdo con las necesidades particulares de nutrición de cada bebé14

Este producto se encuentra disponible en los sectores público y privado, en tres presentaciones: para neonatos y prematuros, para neonatos y bebés de hasta dos años, para niños de entre dos y 12 años.

Referencias

  1. Secretaría de Salud. ​​​​​​​En México nacen cada año 200 mil niños prematuros: INP. Recuperado de: https://www.gob.mx/salud/prensa/en-mexico-nacen-cada-ano-200-mil-ninos-prematuros-inp
  2. Organización Mundial de la Salud. Nacimientos prematuros. Recuperado de: https://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/pretermbirth#:~:text=A%20nivel%20mundial%2C%20la%20prematuridad,de%20nacimientos%20prematuros%20est%C3%A1n%20aumentando
  3. Riskin A, et al. IMAJ. 2006;8:641-645.
  4. Simmer K, et al. Nutrients. 2013;5(4):1058-1070.
  5. Blencowe, H., Lee, A., Cousens, S. et al. Preterm birth–associated neurodevelopmental impairment estimates at regional and global levels for 2010. Pediatr Res 74, 17–34 (2013).
  6. Ybarra JV, et al. JPEN J Parenter Enteral Nutr 2011;35:391-4.
  7. Flynn E, Pearson R, Barker K. Observational study of accuracy in compounding IV admixtures at five hospitals. Am J Health Syst Pharm. 1997; 54; 904-12.
  8. Jochum F, et al. ESPGHAN/ESPEN/ESPR guidelines on pediatric parenteral nutrition: Fluid and electrolytes, Clinical Nutrition (2018), https://doi.org/10.1016/j.clnu.2018.06.948
  9. Joosten K, et al. ESPGHAN/ESPEN/ESPR guidelines on pediatric parenteral nutrition: Energy, Clinical Nutrition (2018), https://doi.org/10.1016/j.clnu.2018.06.944
  10. Mihatsch W, et al. ESPGHAN/ESPEN/ESPR guidelines on parenteral nutrition: Calcium, phosphorus and magnesium, Clinical Nutrition (2018), https://doi.org/10.106/j.clnu.2018.06.950
  11. Goudoever JB, et al. ESPGHAN/ESPEN/ESPR guidelines on pediatric parenteral nutrition: Amino Acids, Clinical Nutrition (2018), https://doi.org/10.1016/j.clnu.2018.06.945
  12. Mesotten D, et al. ESPGHAN/ESPEN/ESPR guidelines on pediatric parenteral nutrition: Carbohydrates, Clinical Nutrition (2018), http://dx.doi.org/10.1016/j.clnu.2018.06.947
  13. Lapillonne A, et al. ESPGHAN/ESPEN/ESPR guidelines on pediatric parenteral nutrition: Lipids, Clinical Nutrition (2018), https://doi.org/10.1016/j.clnu.2018.06.946
  14. Baxter Healthcare. NUMETA G13E Summary of Product Characteristics, 2016.
https://www.baxter.mx/
@BaxterInternationalInc 
@baxter_intl
BaxterInternational

Compartir Artículo:

Deja un comentario