¿Te has preguntado si tu técnica de cepillado realmente es la mejor?

Las cifras hablan por sí solas: 90% de los mexicanos están afectados por caries y 70% tienen problemas de encías. Y lo que es más alarmante, en México se va al dentista en promedio cada 7 años, cuando surge algún dolor insoportable y no queda más remedio que correr a un consultorio para un tratamiento de emergencia. En estos casos el gasto puede ir desde 3 mil pesos hasta 30 mil pesos promedio por una caries no atendida, ya que es altamente probable que requiera de un tratamiento de raíces (endodoncia), una prótesis fija o removible e incluso un implante dental; esto implica un gasto hasta ocho veces más elevado si se compara con una atención preventiva.

Hay varias razones por las cuales nos encontramos en este panorama desalentador en pleno siglo XXI, pero sin dudas la principal, es la falta de cultura de prevención y malos hábitos de higiene dental. Muy pocos mexicanos se hacen una limpieza profesional cada 6 meses pues consideran que es un gasto innecesario, si además consideramos que se compran en promedio sólo 2 cepillos al año, cuando los dentistas recomiendan cambiarlo cada 3 meses, entonces hay también un déficit de educación en materia de salud dental. Eso sí, hay 116 millones de smartphones en el país, que cuestan mucho más que un kit básico de cepillo, pasta y enjuague bucal.

Por si esto fuera poco, aquellos que tienen una disciplina de higiene dental más estricta, en muchas ocasiones la realizan de manera inadecuada, pues dedican mucho menos de los dos minutos de cepillado recomendado (en promedio 46 segundos) y la técnica tampoco es la adecuada pues usualmente el movimiento de limpieza es muy agresivo llegando a afectar el tejido blando y propiciando la recesión gingival.

¿Cómo podemos ayudar a revertir esta situación?

La misión de Oral-B es formar a los mexicanos para crear un cambio paulatino pero constante en la cultura de cuidado e higiene bucal, fomentando los hábitos preventivos como lo es un buen cepillado.

Una alternativa para mantener los dientes y encías sanos que es poco conocida en México, es la de los cepillos eléctricos. Menos del 1% de la población en el país los utiliza, ya sea porque desconocen su existencia, disponibilidad, beneficios, o consideran que son muy costosos.

Sin embargo, al ponerlo en perspectiva, representan un gasto mucho menor e incluso un ahorro a largo plazo en comparación con los tratamientos de urgencia o reconstrucción de la dentadura. Un cepillado adecuado y constante, puede  lograr que la mayoría de las visitas al dentista sean únicamente de control y para atender problemas menores, resultando en un impacto mucho menor a la economía familiar.  

Los cepillos eléctricos de Oral-B, gracias a su tecnología son capaces de limpiar hasta un 500% más de placa bacteriana en comparación con un cepillo manual. Sus cabezales están diseñados para envolver cada diente y limpiarlo de manera profunda, similar a los instrumentos de los profesionales.

Además, algunos modelos contienen un sensor que desacelera las revoluciones del cepillo y avisa al usuario que se está usando demasiada presión sobre los dientes y encías. Equipos como el Genius 8000 cuentan con un temporizador que monitorea el tiempo de cepillado, permite programar el tiempo de limpieza en cada cuadrante de la boca o reforzar la limpieza en áreas donde solemos acumular más placa o sarro, todo esto a través de una app y una conexión bluetooth.

Si el cepillado dental es un hábito tan importante para ayudar a prevenir problemas de salud bucal…          

¿Qué esperas para cambiarte a un cepillo eléctrico y llevar tu limpieza a otro nivel?

Recuerda que no hay mejor inversión que invertir en tu salud. Te invitamos a conocer todo el portafolio de cepillos eléctricos de Oral-B y ser parte del cambio.

https://www.oralb.com.mx

Compartir Artículo:

Deja un comentario